Para mi es muy importante que el vídeo de la boda refleje la personalidad de la pareja, de sus familiares, amigos. Cada pareja es un mundo y por eso cada boda la afronto como un nuevo proyecto.

 

Al grabar una boda estoy muy pendiente de las emociones que se viven, de los gestos de complicidad, de las palabras, de las miradas. Me encantan los pequeños detalles.

Trato de estar siempre en segundo plano, dejando que todo suceda y grabar desde una mirada atenta e intimista.

A la hora de montar el vídeo trato de hacerlo lo mas personal a cada pareja. Visiono todo el material e intento montarlo siempre de la mejor manera para contar su historia y lo vivido en el día de la boda. El montaje es totalmente personal a cada pareja.

Le doy mucha importancia a los audios de la boda, las palabras de un familiar, un amigo , las lecturas en la ceremonia. Hay momentos en el vídeo que no necesitan nada más que su audio original para que te lleguen al corazón.

 

Me encanta contar historias y en las bodas encuentro historias preciosas.

Marta y Lorenzo

"Cuando eres fotógrafa de bodas decidir quién va a hacer tu propio reportaje es, si cabe, más difícil. Jaime es sin lugar a dudas el mejor videógrafo que conozco, y se dice pronto. Cada vez que veo el vídeo de mi boda es como revivirla. Ha conseguido que vuelva a sentir lo mismo que sentí ese día. La emoción, la alegría... Como profesional, le admiro. Es, sin duda, el mejor. Por sus conocimientos en vídeo, en edición y en música, que lo distinguen sin lugar a dudas del resto. Un trabajador que bien podría dedicarse al cine. Como novia le estoy eternamente agradecida por plasmar de una forma tan impresionante todo lo que para nosotros era importante, por contar nuestra historia de la manera más bonita. ¡Gracias!"

IMG_20200615_004725_edited.png